EL VENETO ITALIANO

Italia es uno de los países europeos con más turismo, y desde luego es de los preferidos por los/as españoles/as. Debido a su extensión, orografía e historia, es muy complicado hablar de Italia en general, así que hoy nos hemos decidido por una de nuestras regiones preferidas: VENETO

Región del Veneto. Imagen de Wikipedia

La región del Veneto se encuentra en el norte de Italia, hacia la zona del Adriático (este), llegando a hacer frontera con Austria. Está compuesto por 7 provincias y su capital es Venecia (Venezia), una ciudad de sobra conocida que es visitada por unos 30 millones de turistas cada año (unos 82.000 personas/día, lo que es una auténtica barbaridad porque el ayuntamiento de Venecia cuenta con 269.000 persona empadronadas, de las cuales menos de 60.000 lo están en el centro).

Fotografía de Venecia descargada de Pxhere

No vamos a hablar de Venecia porque es un lugar del que se puede encontrar un montón de información con facilidad y porque el Veneto es mucho más que su capital. Sin duda un lugar que nos va a sonar son Los Dolomitas, aquí los/as aficionados/as al ciclismo seguro que saben ubicar perfectamente por la mítica subida de La Marmolada del Giro d'Italia. Y es que la región es geográficamente un territorio de contrastes, con una zona de llanura (Pianura Padana, en el valle del Po) y otra de montaña (Dolomitas y  los Prealpes Venecianos). Como es de esperar las mayores concentraciones de población se encuentran en la zona baja: Venecia, Verona, Padova y Vicenza. Lógicamente las comunicaciones entre estas localidades es muy buena, tanto en carreteras como en tren, y una forma sencilla de hacer turismo de ciudades es utilizar el tren como medio de desplazamiento, ya que el tráfico por carretera suele ser muy denso (estamos hablando de una región densamente poblada, con casi 5 millones de habitantes y con una importante industria).

Un sitio muy recomendable es Vicenza, capital de una de las provincias que del Veneto pero mucho más tranquilo que las vecinas Venecia, Padova o Verona. Lo bueno es que está muy bien comunicada por tren, por lo que es una opción fantástica para alojarse y desde allí desplazarse a otros lugares sin necesidad de estar pendiente del coche. Vicenza es la ciudad de Palladio, un arquitecto de renombre internacional que trabajó la mayor parte de su vida en esta localidad, donde podemos visitar obras como la Basílica (donde desde hace unos años el ayuntamiento está haciendo un esfuerzo en programar exposiciones de arte que potencian el turismo), el Teatro Olímpico o la famosa villa "La Rotonda" o "Villa Capra", obra que sirvió de inspiración y modelo para la "Casa Blanca" de Washington.

+ información en Turismo de Vicenza

Si nos apetece escaparnos a zonas más montañosas, la zona norte de esta provincia es perfecta porque combina opciones de turismo de esquí en invierno y actividades de senderismo el resto del año. Son zonas con paisajes panorámicos espectaculares porque al haber un desnivel de terreno tan grande en pocos kilómetros, las vistas de la llanura padana son inmejorables. Por citar alguna localidad que valga la pena, tenemos Asiago, conocido por su queso y su altiplano.

Como propuesta de ruta en coche partiendo de Vicenza, sería ir ascendiendo hasta Asiago o Schio para luego llegar hasta la zona norte del Lago di Garda. En Torbole (ya en la provincia de Trentino, Región de Trentino-Alto Adige o Tirol Sur) podemos encontrar algunas playas, servicios turísticos como alquiler de bicicletas o clases de iniciación a windsurf. Mientras bordeamos el Lago di Garda hacia el sur vamos a atravesar la Riserva Naturale Integrale Gardesana Orientale, un área protegida que nos ofrece un sinfín de lugares para hacer una parada al borde del lago y disfrutar de ese paisaje. También hay varias localidades pequeñas, masificadas de turismo en los meses de verano pero bastante tranquilas el resto del año. Es el caso de Bardolino, un pequeño ayuntamiento de poco más de 6.000 habitantes desde el cual podemos hacer una ruta en barco que nos permite disfrutar del lago desde otra perspectiva. Por cierto, también es una zona de viñedos y hay bodegas que se pueden visitar.

De camino a Verona podemos hacer un breve desvío de menos de 10 kilómetro para visitar Sirmione, otra pequeña localidad del Lago di Garda, justo en el límite entre Veneto y Lombardia que tiene un casco histórico pequeñito pero con mucho encanto.

Fotografía de Torbole de Pxfuel

En Verona hay dos lugares imprescindible para los visitantes. Una es el Arena, uno de los pocos anfiteatros romanos en activo que puede acoger a unos 30.000 espectadores y que es muy conocido porque en 1913 acogió la primera representación de la ópera Aida de Verdi. Y por supuesto el otro es el Balcón de Julieta Capuleto, sí, la Julieta de "Romeo y Julieta".

Y por supuesto tenemos que citar a otra de las referencias de del Veneto, Padova. Una de las ciudades universitarias por excelencia de Italia (en 2022 la Università Degli Studi di Padova cumplirá 800 años), algo que le confiere una identidad propia y diferenciada dentro del Veneto. A nivel de visitas turísticas, está claro que la Basílica de San Antonio de Padova es el principal atractivo (por cierto, para no perderse la colección de reliquias... lo de la lengua de San Antonio es para no olvidar). La Capilla de Scrovegni es otro punto interesante, de hecho un imprescindible para los/as amantes del arte, ya que los frescos de Giotto son considerados la obra más completa de este pintor del Trecento italiano.

Red de conexiones en tren en la zona norte (Trenitalia)